Sólo con la mujer proletaria triunfará el socialismo