Rectifiquemos el estilo de trabajo del partido